© 2019 Comunicaciones Provinciales OCD México

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

450 años De la fundación

del Primer Convento

de Frailes Carmelitas Descalzos

Salvador Rivera García, (conocido como el Padre Chavita) nació en Salvatierra, Guanajuato, el 27 de junio de 1934. Su padre Don José Rivera Ojeda y su madre la Sra. Cástula García Ruíz de Rivera. Fue el segundo de 10 hermanos.

 

El Padre Chavita pasó su infancia en su ciudad natal. Allí fue bautizado y confirmado en la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz. Estudió la primaria en el Colegio Morelos y la Escuela Reforma. Fue en Salvatierra donde conoció la Orden de los Carmelitas Descalzos.

 

En el año de 1949 ingresó al Colegio Menor de los carmelitas descalzos y tomó hábito el 10 de Noviembre de 1952, en Querétaro. El 14 de noviembre de 1953 emitió su  Primera   Profesión como religioso carmelita descalzo. Después de concluir sus estudios de filosofía y teología recibió la Ordenación Sacerdotal junto con otros 5 religiosos en la Ciudad de México, el 29 de junio de 1960. 

 

El 17 de octubre de 1964 la Provincia de México dio inicio a la misión en la sierra de Durango siendo los primeros misioneros: Fr. Rafael Checa Curi como Superior, Fr. Gerardo López Bonilla, Fr. Esteban Linz, Carmelita Norteamericano; Fr. Carmelo Anaya, Fr. Ramón de la Cruz y el Fr. Salvador Rivera García.

 

Desde enero de 1965 hasta el año 1967 residió en la Parroquia de Tamazula. Fue Párroco de esta comunidad desde enero de 1967 hasta el 15 de mayo de 1969, fecha de su accidente que lo dejo cuadripléjico.

Durante una celebración que el Padre Chavita organizó a los maestros del poblado donde estaba misionando, se lanzó al río quedando encajado en un banco de arena: sufrió una doble lesión en la columna, que le ocasionó una parálisis total… no podría mover ni sus brazos ni sus piernas.

Después de su accidente permaneció en la ciudad de Durango iniciando un peregrinar por distintos hospitales que lo llevaría en 1971 al Instituto Mexicano de Rehabilitación mientras vivía con las carmelitas descalzas de Tlalpan, en la Ciudad de México.

 

Durante su estancia en Tlalpan en junio de 1972 vino a México el Padre Jesuita Martín Gallegos, encargado para España de la Fraternidad Cristiana de Enfermos.

 

Desde 1976, con salud más estable y en silla de ruedas, radicó en el Centro de Espiritualidad de Guadalajara hasta su muerte el 21 de diciembre de 1997. Es en este lugar donde reposan sus restos.

 

Los carmelitas descalzos promueven la causa de beatificación del Padre Chavita, por su incansable labor misionera más allá de los límites que pudo significar la cuadriplejia y la silla de ruedas. Actualmente es considerado para la iglesia Siervo de Dios.

Padre Chavita

Siervo de Dios

(1934-1997)