Introducción

Como un caminar hacia las celebraciones de Semana Santa, les proponemos este ejercicio de reflexión semanal, como un personal retiro virtual, acompañándonos de las lecturas del Santo Evangelio del día y algún extracto de los escritos del Siervo de Dios, Padre Chavita.

 

Instrucciones 

Emplearemos para este momento el método de la Lectio Divina.

I. Escoge el lugar y el momento adecuados, en los que puedas tener tranquilidad y tiempo para encontrarte con el Señor en su Palabra.

II. Invoca al Espíritu Santo para que te auxilie en este momento de oración y haz los siguientes pasos:

 

  1. Leer: Lee lentamente la lectura del Evangelio, si puedes varias veces, y después pregúntate ¿Qué dice el texto bíblico de la palabra? 

  2. Meditar: Reflexionar, trae a tu mente recuerdos que te haya traído la lectura  ¿Qué quiso comunicar Dios, en su palabra, al pueblo de aquel tiempo? ¿Qué me quiere comunicar hoy a mí?

  3. Orar: Emplea tu estilo personal de oración, cantando, hablando o en silencio,  a Dios usando la lectura que acabas de hacer. ¿Qué me hace decir al Señor el texto bíblico como camino de oración?

  4. Contemplar:  En un momento de silencio, respira profundo y quédate callada o callado, con los ojos cerrados o abiertos y deja que el Espíritu Santo hable a tu Espíritu….¿Qué camino me muestra el texto bíblico como camino espiritual?

  5. Actuar: Por último: ¿Qué me hace vivir el Señor a partir de su Palabra?

 

III. Haz ahora la lectura del fragmento del escrito del Padre Chavita y el comentario y hazte esta pregunta: ¿Qué estaría pensando el Padre Salvador Rivera en ese momento y que te quiere decir en el día de hoy?

(7 de 12)

 

Domingo de Pasión - Ciclo A (Domingo de Ramos) 
5 de abril de 2020

Pasión de nuestro Señor Jesucristo según San Mateo (26,14–27,66)

 

La liturgia de la Palabra del día de hoy nos ofrece un texto largo en la celebración eucarística que mucho recomendamos leer y reflexionar. 
Del mismo sólo tomaremos para esta meditación el siguiente fragmento de  Mt 27, 22 - 32 

 

"Les dijo Pilato: «Y ¿qué voy a hacer con Jesús, el llamado Cristo?» Y todos a una: «¡Sea crucificado!» - 

«Pero ¿qué mal ha hecho?», preguntó Pilato. Mas ellos seguían gritando con más fuerza: «¡Sea crucificado!»

Entonces Pilato, viendo que nada adelantaba, sino que más bien se promovía tumulto, tomó agua y se lavó las manos delante de la gente diciendo: «Inocente soy de la sangre de este justo. Vosotros veréis.» 

Y todo el pueblo respondió: «¡Su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!» 

Entonces, les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de azotarle, se lo entregó para que fuera crucificado. 

Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. 

Le desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura; y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza, y en su mano derecha una caña; y doblando la rodilla delante de él, le hacían burla diciendo: «¡Salve, Rey de los judíos!»; y después de escupirle, cogieron la caña y le golpeaban en la cabeza. 

Cuando se hubieron burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y le llevaron a crucificarle.  Al salir, encontraron a un hombre de Cirene llamado Simón, y le obligaron a llevar su cruz."
 

Padre Chavita OCD

Asemejarse a Xto.

Asemejarse a Xto. es
ser pobre, humilde, sencillo,
puro, obediente, callado,
lleno de bondad y amor
para todos…

Asemejarse a Xto. es
abandonarse al Padre
hasta sentir su olvido;
es entregarse con todo
lo que se es y se tiene
hasta la desnudez
y la aceptación plena de la crucifixiçon…
Asemejarse a Xto. es 
mostrar al mundo sus rasgos


Comentario


Varios personajes vemos en la lectura del Evangelio: Poncio Pilato el Procurador romano en la Provincia de Judea y sus soldados; Barrabás un bandido de acuerdo al evangelista Juan; y Simón de la ciudad de Cirene, al norte de África, a quien obligaron a cargar la cruz.  


Hoy ¿Cómo cargamos nuestras palmas y nuestras  cruces?

LA CRUZ,
Santa Teresa de Jesús (fragmento)

 

"En la cruz está la vida, Y el consuelo, ,
Y ella sola es el camino 
Para el cielo. 

De la cruz dice la Esposa
A su Querido
Que es una palma preciosa
Donde ha subido, 
Y su fruto le ha sabido 
A Dios del cielo
Y ella sola es el camino 
Para el cielo. 

Celebración Eucarística en el CESP de Guadalajara

Conclusión

Terminemos este momento con la siguiente oración:

Padre bondadoso, que hiciste del siervo de Dios Fray Salvador Rivera García carmelita descalzo, un testigo de tu fidelidad y misericordia, que se entregó desde su discapacidad física al servicio alegre de quienes a él recurrían, concédenos ver reconocido el heroísmo de sus virtudes, el valor del dolor humano unido a Cristo, para que valoremos y defendamos el don de la vida. Te pedimos por su intercesión la gracia de … (se hace la petición)